Recetas de leche frita

Leche frita: casera y fácil

Leche frita fácil

Leche frita fácil

Un delicioso postre tradicional que es muy dulce, suntuoso y cremoso; y con esta receta, te será muy fácil elaborarlo. Estos pequeños manjares cubiertos con un rebozado, se sirven calientes, tibios o fríos, dependiendo de cómo te gusten.

Es muy fácil de preparar y tal vez demasiado fácil de comer, no se puede parar una vez que se empieza. El único inconveniente, es que hay que esperar a que la masa enfríe antes de freírlo, la masa tiene que estar refrigerada durante al menos 3 horas o incluso toda la noche.

La espera merece la pena, os lo aseguro, así que ir preparando varios lotes, que cuando se fría, no quedará nada.

Así que, sin más dilación, vamos a ver cómo se hace esta receta de leche frita fácil.

Ingredientes para 16 unidades

  • Aceite vegetal para engrasar y freír
  • 950 ml de leche entera
  • 100 g de harina de maíz
  • 4 huevos
  • 200 g de azúcar
  • Harina y huevo batido para rebozar
  • Azúcar adicional y canela molida para decorar

Método de preparación

Engrasamos un molde rectangular de 10 x 15 cm.

Para hacer la masa, mezclamos 120 ml de leche con la harina de maíz en un recipiente, y lo removemos con un tenedor hasta que la harina quede totalmente disuelta, sin grumos.

Incorporamos los huevos, y lo mezclamos bien hasta que estén suaves.

Vertemos la leche restante en una cazuela mediana, y le agregamos el azúcar. Lo ponemos a calentar a fuego medio-bajo. Cuando la leche empiece a burbujear, vertemos un tercio de ella sobre la mezcla de huevo y empezamos a batir enérgicamente.

Vertimos gradualmente la leche caliente restante y continuamos batiendo. Volvemos a poner la mezcla al fuego, al mínimo, y dejamos que cueza 2-3 minutos, removiéndolo continuamente, hasta que la mezcla se espese y se quede pegada a una cuchara de madera.

Retiramos la mezcla del fuego Inmediatamente, y la transferimos al molde engrasado, alisando la superficie con una espátula. Dejamos que enfríe en el frigorífico, cubierto con film, durante al menos 4 horas.

Después de ese tiempo, utilizamos un cuchillo para aflojar la masa del molde, e invertimos la masa sobre una superficie de trabajo limpia. Cortamos la leche en ocho trozos de 5 x 2,5 cm, aproximadamente.

Ponemos aproximadamente 4 cucharadas de harina en un plato llano, y batimos un huevo en un plato hondo.

Vertemos abundante aceite en una sartén y lo calentamos a 180°C, o hasta que un trocito de pan se dore en 30 segundos.

Rebozamos los rectángulos, primero en la harina, y luego en el huevo, y los añadimos a la sartén para freírlos durante 2 ó 3 minutos hasta que estén ligeramente dorados.

Retira con cuidado la leche frita del aceite, y escúrrelo con papel de cocina. Repite el proceso con el resto de la masa hasta terminarla.

Espolvorea el azúcar y la canela mientras la leche frita todavía está caliente.

Notas

Lo mejor es servir cada lote inmediatamente, y luego freír el resto de la masa según sea necesario.