Recetas de leche frita

Leche frita: casera y fácil

Leche frita en thermomix

Cada cultura tiene algún tipo de postre frito. Y casi todos suelen estar de vicio. Cuando se fríe la masa de la leche frita y luego se cubren con azúcar glas o canela molida, se obtiene algo maravilloso.

Una bolsa llena de churros o leche frita cubiertos de azúcar glas es pura felicidad, es el tipo de alimentos que puedes comer hasta reventar, uno detrás de otro.

Leche frita en thermomix

Al igual que muchos platos caseros, la leche frita probablemente fue creada como una manera de reutilizar los ingredientes sobrantes de la cocina. Utilizando toda la leche que había en la nevera antes de que se estropeara (en aquel entonces no había neveras donde se conservaban los alimentos durante largo tiempo).

La clave para hacer la leche frita perfecta es asegurarse de que no queden grumos en la mezcla de la leche y la harina, y cocinarlo lo suficiente para eliminar el sabor harinoso.

Ingredientes que vamos a utilizar:

  • 1/2 litro de leche (podéis utilizar entera o semi desnatada)
  • 75 gr de harina
  • 100 gr de azúcar
  • 1 cucharadita de harina de maíz
  • 1 palo de canela
  • 1 yema de huevo

Ingredientes para el rebozado:

  • Harina o pan rallado
  • Huevo
  • Aceite de girasol

Preparación de la receta:

1.- Pon en el vaso la leche junto con el azúcar, la harina de maíz, la harina de trigo y los huevos, durante 15 segundos, a velocidad 3,5.

2.- Pon la mariposa en las cuchillas y añade el palo de canela. Programa 10 minutos, temperatura 90º y velocidad 2.

3.- Prepara un molde rectangular y engrásalo para que no se pegue la masa. Vierte la mezcla del vaso en el molde de modo que la masa nos quede de unos 2 - 2,5 cm de grosor (a mi me gusta un poco gordita).

4.- Deja que enfrié a temperatura ambiente durante unos minutos y luego tápala con film transparente e introdúcela en el frigorífico durante unas horas. Puedes incluso dejarlo toda la noche.

5.- Una vez que esté fría y sólida, córtala con un cuchillo en cuadrados. Prepara el rebozado con huevo batido y harina o pan rallado, y reboza en esta mezcla cada pieza de leche frita. Primero el huevo y luego el pan rallado, o primero la harina y luego el huevo.

6.- Fríe en abundante aceite cada trozo de masa hasta que coja color por ambos lados y luego retírala a un trozo de papel de cocina. Repite el proceso con el resto de la masa hasta que se acabe.

7.- Deja que enfríe por completo antes de añadirle cualquier cosa por encima (azúcar glas o canela), ya que sino se va a disolver.

Ya está listo para servir.