Recetas de leche frita

Leche frita: casera y fácil

Leche frita

¿Quién no ha probado alguna vez la leche frita? Un postre muy típico, por lo menos por la región norte de nuestro país. En casa de mis padres es un habitual en las fiestas más características, Semana Santa, Navidad... Y siempre acaba triunfando.

Yo lo he preparado muchas veces y sólo una vez no me ha quedado bien. El fallo fue que me quedaron grumos en la masa y el resultado no fue muy agradable.

Leche frita

Pero eso se arregla fácilmente disolviendo muy bien la harina o pasando la masa por la batidora si fuese necesario.

Normalmente uso aceite de oliva en todas mis creaciones culinarias, pero en esta ocasión, para freír la leche, es mejor utilizar aceite de girasol, para que el sabor tan profundo de la oliva no interfiera con el de la leche frita.

Estos son los ingredientes que debes preparar:

  • 100 gr de azúcar
  • 80 gr de harina de maíz
  • 1/4 de cucharadita de nuez moscada molida
  • La cáscara de 1 limón
  • 735 ml de leche entera
  • 1 cucharada de mantequilla

Para el empanado:

  • 2 huevos batidos
  • 65 gr de pan rallado
  • Abundante aceite de girasol
  • Azúcar en polvo para decorar

Estos son los pasos que debes seguir para hacer leche frita:

Paso 1. Ponemos en una cazuela a calentar a fuego medio la leche, el azúcar, la nuez moscada y la cáscara de limón. Revolvemos ocasionalmente para que no se pegue.

Paso 2. Que caliente hasta que empiece a hervir, luego baja el fuego a bajo. Saca una porción de leche caliente en un cuenco y disolvemos en el la harina de maíz. Batimos hasta que no tenga ningún grumo.

Paso 3. Devolvemos la leche junto con la Maicena a la cazuela, colamos el contenido para retirar la cáscara de limón (y eliminar posibles grumos que hayan quedado) y seguimos removiendo.

Paso 4. Agregamos la mantequilla y removemos hasta tener una masa con una consistencia firme paro no líquida. Se podría asemejar un poco a las natillas.

Paso 5. Extiende la masa en una fuete sin engrasar de 20 x 20 centímetros. Extiéndela de manera que quede lisa por la superficie. Lo introducimos en la nevera durante 4 horas para que se endurezca.

Paso 6. Cortamos la masa en cuadrados más o menos de igual tamaño y los pasamos por huevo batido y pan rallado para rebozarlos.

Paso 7. Preparamos una sartén con aceite caliente y freímos todos los trozos de leche frita empanada hasta que adquieran un tono marrón claro. Escurrimos el exceso de aceite en papel de cocina y dejamos que enfríen.

Si se desea, podemos espolvorear por encima azúcar en polvo, pero cuando estén fríos. Se puede comer tanto en frío como en caliente, como más te gusten.