Recetas de leche frita

Leche frita: casera y fácil

Receta leche frita

Si hay un plato típico español por naturaleza es la leche frita. De hecho, no hay ninguna versión parecida en el resto del mundo, es nuestro, nuestro.

Para ser más exactos, de la parte norte de España, en donde las abuelas batían la leche junto con el harina y el azúcar para convertirlo en una masa que se pudiese manejar y freír.

Receta leche frita

Es un postre casero que a menudo se ejecuta durante ciertas festividades o en eventos especiales. Por ejemplo, mi madre lo hace para Semana Santa, o en mi cumpleaños.

Yo he adaptado su receta añadiendo una cucharadita de extracto de vainilla y retirando la piel del limón. Y seguro que esta receta pasará a mi hija y a mi nieta, y así de generación en generación.

Estos son los ingredientes que vamos a necesitar:

  • 980 ml de leche entera
  • 30 gr de harina
  • 40 gr de maicena
  • 175 gr de azúcar
  • 1 cucharadita de extracto de vainilla
  • 1 rama de canela
  • 75 gr de harina
  • 1 huevo batido
  • Aceite vegetal para freír

Elaboración paso a paso:

  1. Calentamos en una cazuela mediana a fuego medio-alto medio litro de leche, el azúcar, el extracto de vainilla y la canela, hasta que empiece a hervir. Lo que queremos conseguir es que el azúcar se disuelva y la leche se infusione con la canela.

  2. Una vez que rompa a hervir, rápidamente bajamos el fuego y dejamos que sigan cocinándose los ingredientes.

  3. En otro recipiente, mezclamos la harina, la harina de maíz y la leche restante hasta que se disuelva la harina. Para acelerar el proceso, podemos tener la harina tamizada, o calentar un poco la leche. No tiene que quedar ningún grumo, por lo que si es preciso, podemos utilizar la batidora para afinarlo.

  4. Sacamos la rama de canela de la cazuela. Agregamos la mezcla de harina y leche a la cazuela con todo lo demás y removemos para que todo se integre completamente. Es importante remover a menudo para que la leche del fondo no se queme.

  5. Veremos que la mezcla se empieza a espesar con bastante rapidez. Lo dejamos unos 15-20 minutos más a fuego bajo-medio hasta que tenga la consistencia como de crema pastelera (ya se endurecerá por completo cuando se enfríe).

  6. Lo vertemos a una fuente ligeramente engrasada (de unos 22 x 33 cm) y alisamos la superficie. Lo dejamos que enfríe completamente durante al menos 3 horas. Por lo general se suele dejar toda la noche reposando, cubierto con film transparente.

  7. Cuando la leche esté sólida, lo cortamos en pequeños rectángulos con un cuchillo.

  8. Preparamos un plato con la harina y otro con el huevo batido y rebozamos cada trozo de leche, primero en la harina y luego en el huevo.

  9. Calentamos una buena cantidad de aceite de girasol en una sartén, y cuando esté muy caliente añadimos la leche para freírla durante un par de minutos por cada lado hasta que adquieran un color dorado.

  10. Sacamos la leche frita a un plato con papel absorbente para que eliminen el exceso de aceite. Vamos colocándolas en una fuente para servir. Si quieres puedes espolvorear por encima azúcar glasé o canela, pero espera a que se enfríen.

Se puede comer en caliente o templada.